Oraciones básicas católicas

Las siguientes oraciones son aquellas oraciones básicas que todo católico debe conocer, pues, mediante ellas, lograremos una plática de verdad intimidad con Dios:

¿Qué es la Oración básica para un católico?

La oración es una forma de comunicación, una forma de hablar con Dios o con los santos . La oración puede ser formal o informal. Si bien la oración formal es un elemento importante del culto cristiano, la oración en sí no es sinónimo de culto o adoración.

«La verdadera oración», escribió San Agustín, «no es más que amor». La oración debe surgir del corazón. «La oración», dijo San Juan Vianney, «es el baño interior de amor en el que se sumerge el alma».

«Todos necesitamos media hora de oración cada día», comentó San Francisco de Sales, «excepto cuando estamos ocupados, entonces necesitamos una hora «.

San Juan Damasceno dio una definición clásica de oración: «La oración es elevar la mente y el corazón a Dios o pedir cosas buenas a Dios» (CEC, no. 2559, citando a San Juan Damasceno, De Fide Orth . 3 , 24).

El Catecismo define claramente la oración como una «relación vital y personal con el Dios vivo y verdadero» (CEC, no. 2558). La oración es cristiana «en cuanto comunión con Cristo» (CIC, no. 2565), y «relación de alianza entre Dios y el hombre en Cristo» (CIC, no. 2564).

¿Cómo debo rezar una oración católica?

Depende del propósito de la oración de uno.

El Catecismo de la Iglesia Católica, al discutir los cinco tipos de oración en los párrafos 2626 al 2643 (Que mencionaremos más adelante), proporciona ejemplos y sugerencias sobre cómo participar en cada tipo de oración.

A la mayoría de las personas les resulta más fácil comenzar a orar haciendo uso de las oraciones tradicionales de la Iglesia, como todas las oraciones básicas católicas que mencionamos al inicio de esta página.

La oración ya estructurada nos ayuda a enfocar nuestros pensamientos y nos recuerda la forma en que debemos orar.

Sin embargo, el diálogo con Dios debe ser íntima e incluso Inspirada por el Espíritu Santo, como una charla con nuestro Amigo.

¿Cuántos tipos de oraciones católicas existen?

El Catecismo del Iglesia Católica del número 2626 al 2643 menciona cinco tipos de oración:

  1. La bendición y la adoración
  2. La oración de petición
  3. La oración de intercesión
  4. La oración de acción de gracias
  5. La oración de alabanza

Sea cual sea el objetivo de tu oración, siempre recuerda que el amor y la confianza en Dios es lo más importante.

¿Debo hacer la oración en voz alta?

La oración puede ser formal o informal, verbal o no verbal, activa o contemplativa. La oración es comunicarse con Dios.

Así como hablamos y compartimos con nuestros mejores amigos lo que está sucediendo en nuestras vidas, también hablamos y compartimos con Dios.

Así como escuchamos a nuestros amigos, también escuchamos a Dios.

nuestra comunicación con Dios se puede expresar de diversas formas.

Nos comunicamos con Dios mediante palabras y canciones, en la imaginación y en el silencio, de forma ritual o espontánea.

De esta manera, el Catecismo de la Iglesia Católica, desde el número 2700 hasta el 2719, nos dice que hay tres maneras de expresiones de la oración:

  1. La oración vocal
  2. La meditación
  3. La oración contemplativa

La oración Vocal

La oración vocal es dar voz a lo que se mueve en nuestro corazón y en nuestra alma.

La oración vocal puede ser tan simple y edificante como «Gracias, Dios, por esta hermosa mañana».

Puede ser tanto en voz alta como la voz en nuestra mente

Oración de meditación

Meditar es reflexionar o pensar en Dios.

Cuando meditamos, mantenemos nuestra atención y nos enfocamos en Dios para que podamos reconocer su presencia en nuestra vida diaria y responder a lo que Dios nos pide.

Cuando meditamos, una variedad de cosas pueden ayudarnos a concentrarnos y despertar nuestra imaginación. 

Podemos usar las Escrituras, particularmente los Evangelios; oraciones tradicionales; escritos de los padres espirituales;

Exprexión de orar Contemplativamente

Cuando descansamos en silencio en la presencia de Dios, nos dedicamos a la contemplación. En la contemplación pasamos tiempo con Dios en silencio sin palabras, conscientes de que Él está con nosotros.

Pin It on Pinterest

Share This
Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio, acepta nuestro uso de cookies.
Aceptar