Saltar al contenido
Vida de Santo

Misterios Luminosos Meditados Santo Rosario del jueves

Los días jueves se acostumbran recordar los misterios luminosos, a continuación te presento una guía completa que puedes usar para dirigir el Santo Rosario con lecturas bíblicas y meditaciones para los días jueves.

Misterios luminosos meditados Santo Rosario jueves
Índice

    Como rezar el Santo Rosario de hoy jueves misterios luminosos

    Lector: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
    Todos: Amén

    Oración de invocación al Espíritu Santo:

    Lector: Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles.
    Todos: Y enciende en ellos el fuego de tu amor.

    Lector: Envía, Señor, tu Espíritu 
    Todos: Y se renovará la faz de la tierra.

    Oremos:

    ¡Oh Dios, que has instruido
    los corazones de tus fieles
    con la luz del Espíritu Santo!,
    concédenos que sintamos rectamente
    con el mismo Espíritu
    y gocemos siempre de su divino consuelo.
    Por Jesucristo Nuestro Señor.
    Amén.

    Lector: Ave María purísima
    Todos: Sin pecado concebida

    Acto de contrición. Todos:

    Señor mío Jesucristo,
    Dios y Hombre verdadero,
    me pesa de todo corazón haber pecado,
    porque he merecido el infierno y he perdido el cielo,
    sobre todo porque te ofendí a Ti,
    que eres bondad infinita,
    a quien amo sobre todas las cosas.
    Propongo firmemente,
    con tu gracia, enmendarme y evitar las ocasiones próximas de pecado,
    confesarme y cumplir la penitencia.
    Confío en que me perdonarás por tu infinita misericordia.
    Amén.

    Lector: Abre, Señor, mis labios.
    Asamblea: Y mi boca proclamará tu palabra.

    Lector: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. 
    Todos: Como era en el principio, ahora y siempre,  por los siglos de los siglos. Amén.

    Misterios Luminosos (Jueves)

    Los días Jueves, el día en que se instituyó la Eucaristía, rezamos los misterios Luminosos.

    Primer Misterio Luminoso: El Bautismo en el Jordán

    Del Evangelio según San Mateo:
    (Mt 3,16-17)

    «Bautizado Jesús, salió luego del agua; y en esto se abrieron los cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba en forma de paloma y venía sobre él. Y una voz que salía de los cielos decía: «Este es mi Hijo amado, en quien me complazco»». 

    Palabra del Señor.
    Gloria a ti Señor Jesús.

    Meditación del primer misterio luminoso El Bautismo de Jesús en el Jordán

    Jesús, siendo Dios, se hace hombre, el último de los hombres, representante de la humanidad pecadora. Por eso pide el bautismo de Juan, un bautismo de arrepentimiento. Así cumple la voluntad del Padre hasta el fondo.
    
    Y tú ¿Qué? ¿Todo anda bien en tu vida? ¿No necesitas arrepentirte de algo? Piénsalo bien. Posiblemente Dios espera una palabra tuya de arrepentimiento, para hacerte oír en tu corazón lo que tal vez nunca oíste o que ya olvidaste: «He aquí a mi hijo amado».

    Rezar:
    1 Padre nuestro
    10 Ave María

    Jaculatorias:

    Lector: María, Madre de gracia, Madre de misericordia
    Todos: En la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.

    Lector: Oh Jesús mío, perdónanos, líbranos del fuego del infierno, 
    Todos: Y lleva todas las almas al cielo, especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia, Amén.

    Segundo Misterio Luminoso: Las bodas de Caná

    Del Evangelio según San Juan:
    (Jn 2, 1-5)

    «Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea y estaba allí la madre de Jesús. Fue invitado también a la boda de Jesús con sus discípulos. Y, como faltara vino, porque se había acabado el vino de la boda, le dice a Jesús su madre: «No tienen vino». Jesús le responde: «¿Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora». Dice su madre a los sirvientes: «Haced lo que él os diga»».  

    Palabra del Señor.
    Gloria a ti Señor Jesús.

    Meditación del Segundo misterio luminoso Las bodas de Caná

    ¿Qué te parece la actitud de María? Siempre atenta a las necesidades de los demás. Como una verdadera madre.
    
    En realidad, Jesús no pensaba hacer ningún milagro. Fue María que lo empujó a intervenir. Y salió el milagro que dejó a todos admirados y convencidos de que Jesús no era un hombre cualquiera, sino alguien enviado por Dios.
    
    ¿Qué nos enseña esto? A estar atentos a las necesidades de los hermanos y hacer todo lo posible para dar una respuesta, según la capacidad de cada uno. Después interviene Dios, que hace lo demás a su manera, hasta realizar algún milagro, si es necesario. Y con esto despierta y alimenta la fe de todo hombre de buena voluntad.

    Rezar:
    1 Padre nuestro
    10 Ave María

    Jaculatorias:

    Lector: María, Madre de gracia, Madre de misericordia
    Todos: En la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.

    Lector: Oh Jesús mío, perdónanos, líbranos del fuego del infierno, 
    Todos: Y lleva todas las almas al cielo, especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia, Amén.

    Tercer Misterio Luminoso: El anuncio del Reino de Dios

    Del Evangelio según San Marcos:
    (Mc 1, 15)

    «El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en el Evangelio». (Mc 1, 15)

    Palabra del Señor.
    Gloria a ti Señor Jesús.

    Meditación del tercer misterio luminoso El anuncio del Reino de Dios

    ¿Queremos formar parte del Reino de Dios? Adelante. Antes que nada tenemos que dejar todo lo que os aparta de Dios y después hacer todo lo posible por conocer y seguir a Cristo con su Evangelio. De otra manera, se trata de puras palabras.
    
    ¿Qué es el Reino de Dios? El mundo como lo quiere Dios. Pues bien, en Cristo ya tenemos las primicias de este nuevo mundo, hecho según el corazón de Dios. Y Jesús, con presencia, con su palabra y con su acción, anuncia y establece el Reino de Dios.
    
    ¿Qué hacer, entonces? Asociarnos a Cristo y a su Iglesia en esta misión de anunciar y hacer presente el Reino de Dios. ¿Cómo? Antes que anda, cambiando de actitud, aceptando y viviendo el Evangelio; y después, una vez hechos ciudadanos del Reino, tratando de ensanchar sus fronteras hasta los confines de la Tierra.
    
    Que nada ni nadie quede al margen del Reino de Dios. Que la cultura, la política, la economía… todo quede impregnado por los valores del Reino hasta hacer de la familia humana la grande familia de Dios.

    Rezar:
    1 Padre nuestro
    10 Ave María

    Jaculatorias:

    Lector: María, Madre de gracia, Madre de misericordia
    Todos: En la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.

    Lector: Oh Jesús mío, perdónanos, líbranos del fuego del infierno, 
    Todos: Y lleva todas las almas al cielo, especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia, Amén.

    Cuarto Misterio Luminoso: La Transfiguración

    Del Evangelio según San Mateos:
    (Mt 17, 1-2)

    «Seis días después, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los llevó aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos: su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz»

    Palabra del Señor.
    Gloria a ti Señor Jesús.

    Meditación del cuarto misterio luminoso la Transfiguración

    Se trata de un acontecimiento semejante al del bautismo de Jesús en el Jordán. También aquí Jesús vivió una experiencia que le ayudó a descubrir la importancia de su misión. Esta experiencia también sirvió mucho a los Apóstoles que contemplaron su gloria.
    
    Quiera Dios que la meditación de este misterio nos ayude a tener los mismo sentimientos de los Apóstoles, especialmente San Pedro, quien llegó a escribir que a consecuencia de la Transfiguración, creyó «más firmemente en el mensaje de los profetas», de tal manera que el Evangelio que se nos predicó debe ser considerado como «una lámpara que luce en un lugar oscuro, hasta que se levante el día y el Lucero de la mañana brille en nuestros corazones» (Cf. 2 Pe. 1, 19).
    
    Oh Señor Jesús, concede también nosotros poder saborear tu gloria, no sólo por un instante, sino por toda la eternidad, en compañía de nuestros seres queridos.

    Rezar:
    1 Padre nuestro
    10 Ave María

    Jaculatorias:

    Lector: María, Madre de gracia, Madre de misericordia
    Todos: En la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.

    Lector: Oh Jesús mío, perdónanos, líbranos del fuego del infierno, 
    Todos: Y lleva todas las almas al cielo, especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia, Amén.

    Quinto Misterio Luminoso:  La institución de la Eucaristía

    Del Evangelio según San Mateos:
    (Mt 26, 26)

    «Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: «Tomad, comed, este es mi cuerpo»». 

    Palabra del Señor.
    Gloria a ti Señor Jesús.

    Quinto misterio luminoso la institución de la Eucaristía

    La Eucaristía es el centro de la vida de la Iglesia. Es el más grande regalo que Jesús ha hecho a sus discípulos.
    
    Señor Jesús, gracias por este sacramento admirable. Gracias por este bello regalo que nos hiciste. Que cada vez que participemos en la Santa Misa, recordemos este gesto de amor y nos alimentemos con tu Cuerpo y con tu Sangre, para que no desfallezcamos en el duro camino de la vida.
    
    Santísima Virgen María, consíguenos de tu Hijo Jesús un grande amor por la Eucaristía. Que el pecado no nos impida nunca disfrutar de este banquete, que Jesús nos ofrece continuamente a través de su Iglesia.

    Rezar:
    1 Padre nuestro
    10 Ave María

    Jaculatorias:

    Lector: María, Madre de gracia, Madre de misericordia
    Todos: En la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.

    Lector: Oh Jesús mío, perdónanos, líbranos del fuego del infierno, 
    Todos: Y lleva todas las almas al cielo, especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia, Amén.

    Para concluir el Santo Rosario se rezan las últimas cuentas del Santo Rosario como se muestra a continuación.

    Últimas cuentas del Santo Rosario

    Al finalizar el rezo de los 5 misterios del Santo Rosario, se continua orando con esta sección:

    Padre Nuestros:

    Padre nuestro que estás en el cielo, 
    santificado sea tu Nombre;
    venga a nosotros tu Reino;
    hágase tu voluntad 
    en la tierra como en el cielo.
    Danos hoy 
    nuestro pan de cada día;
    perdona nuestras ofensas,
    como también nosotros perdonamos 
    a los que nos ofenden;
    no nos dejes caer en la tentación,
    y líbranos del mal. Amén.

    Aves Marías del Santo Rosario:

    1. Dios te Salve María Santísima, Hija de Dios Padre, Virgen Purísima antes del parto en tus manos ponemos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de gracia el Señor está contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, Ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

    2. Dios te Salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen Purísima en el parto, en tus manos ponemos nuestra esperanza para que la alientes, llena eres de gracia el Señor está contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, Ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

    3. Dios te Salve María Santísima, esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen Purísima después del parto, en tus manos ponemos nuestra caridad para que la inflames, nuestros dones y carismas para que los perfecciones y todas nuestras necesidades para que las remedies, llena eres de gracia el Señor está contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, Ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

    Dios te Salve, María Santísima, Templo, Trono y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa Original

    Salve

    Dios te salve, Reina 
    y Madre de misericordia,
    vida, dulzura y esperanza nuestra;
    Dios te salve.
    A ti llamamos 
    los desterrados hijos de Eva;
    a ti suspiramos, gimiendo y llorando
    en este valle de lágrimas.
    Ea, pues, Señora, abogada nuestra,
    vuelve a nosotros esos tus ojos 
    misericordiosos;
    y después de este destierro, 
    muéstranos a Jesús,

    Fruto bendito de tu vientre.
    ¡Oh, clemente, oh piadosa, 
    oh dulce Virgen María!
    Ruega por Nosotros Santa Madre de Dios,
    para que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de nuestros Salvador Jesucrito, Amén.

    Letanía Lauretana actualizada para misterios luminosos

    Señor, ten piedad, Señor, ten piedad.
    Cristo, ten piedad, Cristo, ten piedad.
    Señor, ten piedad, Señor, ten piedad.
    Cristo, óyenos. Cristo, óyenos.
    Cristo, escúchanos. Cristo, escúchanos.

    Dios, Padre celestial, Ten piedad de nosotros.
    Dios, Hijo, Redentor del mundo, Ten piedad de nosotros.
    Dios, Espíritu Santo, Ten piedad de nosotros.
    Santísima Trinidad, que eres un solo Dios, Ten piedad de nosotros.

    Santa María, Ruega por nosotros.
    Santa Madre de Dios, Ruega por nosotros.
    Santa Virgen de las Vírgenes, Ruega por nosotros.
    Madre de Cristo, Ruega por nosotros.
    Madre de la Iglesia, Ruega por nosotros.
    Madre de la Misericordia, Ruega por nosotros.
    Madre de la divina gracia, Ruega por nosotros.
    Madre de la Esperanza, Ruega por nosotros.
    Madre purísima, Ruega por nosotros.
    Madre castísima, Ruega por nosotros.
    Madre siempre virgen, Ruega por nosotros.
    Madre inmaculada, Ruega por nosotros.
    Madre amable, Ruega por nosotros.
    Madre admirable, Ruega por nosotros.
    Madre del buen consejo, Ruega por nosotros.
    Madre del Creador, Ruega por nosotros.
    Madre del Salvador, Ruega por nosotros.
    Madre de misericordia, Ruega por nosotros.
    Virgen prudentísima, Ruega por nosotros.
    Virgen digna de veneración, Ruega por nosotros.
    Virgen digna de alabanza, Ruega por nosotros.
    Virgen poderosa, Ruega por nosotros.
    Virgen clemente, Ruega por nosotros.
    Virgen fiel, Ruega por nosotros.
    Espejo de justicia, Ruega por nosotros.
    Trono de la sabiduría, Ruega por nosotros.
    Causa de nuestra alegría, Ruega por nosotros.
    Vaso espiritual, Ruega por nosotros.
    Vaso digno de honor, Ruega por nosotros.
    Vaso de insigne devoción, Ruega por nosotros.
    Rosa mística, Ruega por nosotros.
    Torre de David, Ruega por nosotros.
    Torre de marfil, Ruega por nosotros.
    Casa de oro, Ruega por nosotros.
    Arca de la Alianza, Ruega por nosotros.
    Puerta del cielo, Ruega por nosotros.
    Estrella de la mañana, Ruega por nosotros.
    Salud de los enfermos, Ruega por nosotros.
    Refugio de los pecadores, Ruega por nosotros.
    Consuelo de los migrantes, Ruega por nosotros.
    Consoladora de los afligidos, Ruega por nosotros.
    Auxilio de los cristianos, Ruega por nosotros.
    Reina de los Ángeles, Ruega por nosotros.
    Reina de los Patriarcas, Ruega por nosotros.
    Reina de los Profetas, Ruega por nosotros.
    Reina de los Apóstoles, Ruega por nosotros.
    Reina de los Mártires, Ruega por nosotros.
    Reina de los Confesores, Ruega por nosotros.
    Reina de las Vírgenes, Ruega por nosotros.
    Reina de todos los Santos, Ruega por nosotros.
    Reina concebida sin pecado original, Ruega por nosotros.
    Reina asunta a los Cielos, Ruega por nosotros.
    Reina del Santísimo Rosario, Ruega por nosotros.
    Reina de la familia, Ruega por nosotros.
    Reina de la paz. Ruega por nosotros.

    Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. Perdónanos, Señor.
    Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Escúchanos, Señor.
    Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Ten piedad y misericordia de Nosotros.

    Cómo terminar el Santo Rosario completo

    Oración
    
    Todos: Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios; no desprecies las oraciones que te hacemos en nuestras necesidad. Antes bien, líbranos de todos los peligros, oh Virgen Gloriosa y Bendita.
    
    Lector: Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.
    Todos: Para que se amos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.
    
    Oración Final
    
    Lector: OREMOS: Señor, concede a tus hijos gozar siempre de completa salud de alma y cuerpo; y por la intercesión de la gloriosa siempre Virgen María, líbranos de las tristezas de esta vida y concédenos disfrutar de las alegrías eternas. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
    
    
    Todos juntos:
    
    En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
    
    Ave María purísima. Sin Pecado concebida.

    Rosario católico Jueves

    El día Jueves rezamos con los misterios Luminosos, misterios que nos llegan de alegría por el tipo de sucesos que vivimos.

    En esta página encontrarás cómo rezar el Rosario católico Jueves con una pequeña meditación para cada uno de los misterios.

    Aunque es cierto que te la puedes saltar e incluso hay otras meditaciones, espero que estas te sean de utilidad para tu meditación personal.

    Aquí estas viendo una guía completa, oración por oración que se debe rezar, aunque en más adelante te mostramos un pequeño catalogo de otras manera de cómo se puede rezar el Santo Rosario.

    Si tienes alguna duda o comentario sobre esta página, puedes contactarnos a nuestro correo: contacto@vidadesanto.com

    Tampoco es coincidencia que el Santo Padre San Juan Pablo II los haya agregado para el día Jueves, pues en semana santa es cuando recordamos la institución de la Eucaristía.

    De igual manera, el jueves es día del Sacerdocio, por eso recomiendo que en sus oraciones y en este día oremos por nuestros Sacerdotes y las vocaciones Sacerdotales.

    Rosario luminosos completo

    Como ya habrás visto al inicio de esta página, el El rosario luminoso consta de cinco misterios que son: El Bautismo del Señor, Las Bodas de Caná, El anuncio del Reino de Dios, La transfiguración del Señor y la Institución de la Eucaristía.

    Se rezan el día Jueves y aquí esta la guía completa del Como rezar el Santo Rosario desde el inicio para los misterios luminosos.