Oración de un Seminarista

Corresponde a:

Oración del Seminarista

Espíritu Santo, que preparaste el corazón de Jesús desde el primer latido de su existencia sacerdotal.

Me pongo en tus manos para que modeles mis sentimientos, mis anhelos y todas mis aspiraciones. Que mi vida día a día, bajo tu transformante acción, vaya identificándose más y más con el misterio de Cristo Sacerdote y Víctima, que se ofreció en alabanza al Padre y en abnegación total a favor de sus hermanos.

Concédeme ser dócil a mis superiores, responsable en el cumplimiento de mi deber y que, a imitación de la Virgen María, mi existencia sea una continua y generosa entrega a tus divinos designios. “Oh buen Jesús haz que sea un Sacerdote según tu corazón”.

Amén

Concurso GRATUITO para fomentar el valor a la vida. Al dar clic en la imagen, te redirigirá a la web del concurso.

También te puede interesar:

Renovación de las promesas sacerdotales

Renovación de las promesas sacerdotales

Renovación de las promesas sacerdotales Trinidad adorable, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro por cuanto eres, por las obras de la creación, por la Iglesia y por el divino Sacerdocio; Tú eres el fin de todas sus funciones; Tú eres la consagración y la...

Oración de gracias de un Sacerdote de Jesús Guizar

Oración de gracias de un Sacerdote de Jesús Guizar

Oración por la Gracia de Dios Era un niño, Señor, tú me querías para hacerme subir a tus altares, y al mostrarme tus huellas ejemplares concentraste en tu amor mis alegrías. Yo te quise y te quiero. Lo sabías. Me entregaste tus redes y tus mares, pusiste entre mis...

Oración para después de comulgar

Oración para después de comulgar

Oración para después de comulgar Mi amado, mi dulce amigo, cuatro cosas hoy te pido con mucha necesidad: paciencia para sufrir; fuerzas para trabajar; valor para resistir las penas que han de venir y me han de mortificar; temperamento sereno para poder resolver las...

Danos tus comentarios en Redes Sociales