Saltar al contenido
Vida de Santo

Oración para un difunto

Perder un ser amado es un proceso muy doloroso, pero también es un momento de reflexión personal y de oración, porque es ahí donde pedimos por la salvación de su alma.

Por esa razón, a continuación te dejo unas cuantas oraciones para un difunto, que puede ser familiar tuyo o un conocido.

Índice

    Oración por un hermano que acaba de fallecer

    La siguiente es una jaculatoria para los difuntos, la podemos rezar después de cada misterio en el rosario o en cualquier momento del día para pedir por el eterno descanso de alguno de nuestros hermanos fallecidos.

    Concédeles el eterno descanso a nuestro hermano N,
     y luzca para él luz perpetua.
    
    Que el alma de nuestro hermano N. descanse en paz,
    así sea.

    Oración para tener una feliz muerte

    Esta oración es propia para cada uno de nosotros, para pedir su auxilio en el momento que sea nuestro momento de fallecer.

    Señor Jesucristo, 
    Quien desea que nadie perezca, 
    y a quien nunca se hace petición 
    sin la esperanza de misericordia,
    porque Tú dijiste con Tus propios 
    labios santos y benditos: 
    "Todo lo que pidieres en mi nombre, 
    será hecho. a ti "; 
    Te ruego, oh Señor, 
    por tu santo Nombre, 
    que me concedas en la hora de mi muerte 
    plena conciencia y poder de palabra, 
    sincera contrición por mis pecados,
     verdadera fe, firme esperanza y perfecta caridad, 
    para que pueda ser capaz de decirte con limpio corazón: 
    Tú me has redimido, oh Dios de verdad, 
    que eres bendito por los siglos de los siglos.

    Oración por una persona que recién acaba de fallecer

    Con esta pequeña oración por nuestro difuntito, pedimos que Dios tenga misericordia de su alma y lo permita llegar a la gloria eterna.

    Absuelve, oh Señor,
     el alma de tu siervo N …,
    de todo vínculo del pecado, para
     que , resucitado en la gloria de la resurrección,
     sea ​​reconfortado entre los santos y los elegidos.
     Por Cristo nuestro Señor. Amén

    Oración por un moribundo que no se quiere confesar

    Oh Jesús misericordioso,
     Amante de las almas,
     te suplico,
     por la agonía de Tu Sacratísimo Corazón
     y por los dolores de Tu Inmaculada Madre,
     lava en Tu Sangre
     los pecadores del mundo entero
     que han de morir en este día.
    
     Recuerda muy especialmente el alma que adopto espiritualmente
     con la intención de encomendarla al
     cuidado de Tu Pastor:
     Te ruego que me des la gracia de mover a este pecador,
     que está en peligro de ir al Infierno, a arrepentirse.
    
     Te lo pido por mi confianza en Tu gran misericordia.
     Si a Su Majestad le agrada enviarme un sufrimiento
     este día
     a cambio de la gracia que pido para esta alma,
     entonces también me agradará mucho
     y te agradezco, Dulcísimo Jesús,
     Pastor y Amante de las Almas;
    
     Te agradezco por esta oportunidad de dar misericordia
     en acción de gracias por todas las misericordias que
     me has mostrado.
     Amén.
    
     Corazón de Jesús, una vez en agonía,
     ten piedad de los moribundos.

    Oración por los difuntos desconocidos

    Como Cristianos debemos recordar aquellos hermanos que murieron el olvido de su personas más cercanas o que vivían en total soledad, por eso pedimos por ellos con las siguientes palabras.

    Dios nuestro Padre,
     Tu poder nos hace nacer,
     Tu providencia guía nuestras vidas,
     y por tu mandato volvemos al polvo.
    
     Señor, los que mueren aún viven en tu presencia,
     sus vidas cambian pero no terminan.
     Rezo con esperanza por mi familia,
     parientes y amigos,
     y por todos los muertos que solo tú conoces.
    
     En compañía de Cristo,
     que murió y ahora vive,
     que se regocijen en tu reino,
     donde todas nuestras lágrimas son enjugadas.
     Únenos de nuevo en una sola familia,
     para cantar tu alabanza por los siglos de los siglos.
     Amén.